Linea11

La red de defensoras universitarias es un equipo de pasantes, practicantes y prestadoras de servicio social de la Facultad de Derecho y de otras unidades académicas, dedicadas a brindar asesoría legal y acompañamiento a las víctimas de violencia sexual, de género, y agresiones de otro tipo dentro de la comunidad universitaria, evitando en todo momento el estado de indefensión de las víctimas.

¿Cómo puedo participar?

A través del programa de pasantías, PP y SS del Programa Vivas. En la primera fase recibirás capacitación y formación profesional en los siguientes rubros:

  • Derechos humanos
  • Derechos universitarios
  • Legislación sobre violencia de género
  • Teorías feministas
  • Formación profesional con perspectiva de género
Guía Básica para un uso del lenguaje no sexista en el aula y contextos universitarios

Defensoras Universitarias

Es importante cuidar el uso del lenguaje en el aula. Un lenguaje asertivo, claro y amistoso es el vehículo más adecuado para comunicarnos en el aula y en contextos universitarios.

Esta guía está dirigida a los docentes universitarios, aunque sus lineamientos básicos son aplicables y apropiables por toda la comunidad universitaria.

¿Qué es el lenguaje sexista?

El lenguaje sexista es un modo de comunicación oral, escrita o gráfica que moviliza estereotipos de género, expresiones denigrantes, de doble sentido, discriminatorias o abiertamente insultantes, segregacionistas y/o alusivas a condiciones físicas o corporales de los interlocutores.

¿Cómo usar un lenguaje no sexista?

  • Evita el uso de estereotipos sexuales y de género
  • No generalices. Refiérete siempre a “las mujeres” (no a la mujer y/o al hombre) y de ser posible específica los contextos o acota el límite de tus expresiones a fin de evitar generalizaciones o estereotipos.
  • Evita referirte al aspecto físico, la vestimenta o el cuerpo de aquellos a quienes te diriges, sobre todo si son tus estudiantes.
  • No hables en doble sentido. Evita utilizar expresiones como albures o algún tipo de lenguaje lascivo.
  • Evita sexualizar tu discurso en clase, si no es estrictamente necesario para el desarrollo de los contenidos del curso, no debes usar expresiones sexuales o alusivas a la condición de género o identidad sexual de nadie. Considera que las palabras altisonantes son parte de ese lenguaje hipersexualizado.
  • De ser posible diversifica utiliza los artículos determinados “Las y los” para referirte a grupos mixtos en mensajes escritos o en el discurso oral en clase.
  • No existen el humor sexista o sobre género. El humor basado en estereotipos de genero reproduce la normalización de la violencia contra las mujeres en diferentes niveles. Aun la broma más ‘ingenua’ puede resultar hiriente para alguna o alguno de tus estudiantes.
  • Sé incluyente en clase, las opiniones de las y los estudiantes son igualmente valiosas y merecen ser escuchadas y atendidas sin importar su género y/o identidad sexual.
  • Considera que tus gestos y expresiones serán imitados y reproducidos por muchos de los jóvenes a los que educas.